Información de interés


Ratificación del Convenio Europeo sobre Protección de Animales de Compañía

España ha ratificado el CONVENIO EUROPEO SOBRE PROTECCIÓN DE LOS ANIMALES DE COMPAÑÍA, hecho en Estrasburgo el 13 de noviembre de 1987, y firmado por el Plenipotenciario de España en Estrasburgo el 9 de octubre de 2015.

Este convenio recoge, desde hace 30 años, los principios sobre la tenencia de animales de compañía, su cría y adquisición, y sobre el control de animales vagabundos, siendo su ámbito y aplicación “los animales de compañía en poder de una persona física o jurídica en cualquier hogar, en cualquier establecimiento que se dedique a su comercio o a su cría y custodia con fines comerciales, así como en cualquier refugio para animales” y “en su caso, los animales vagabundos”.
En su Capítulo II (Principios sobre la tenencia de animales), en concreto en el Artículo 4, contempla las obligaciones de toda persona que tenga un animal de compañía o se ocupe de él: “deberá procurarle alojamiento, cuidados y atención que tengan en cuenta sus necesidades etológicas, de conformidad con su especie y raza, y en particular: proporcionarle, en cantidad suficiente, el alimento y el agua que requiera; proporcionarle oportunidades de ejercicio adecuadas; tomar todas las medidas razonables para impedir que se escape." Así mismo, No deberá tenerse un animal en calidad de animal de compañía si: no se reúnen las condiciones previstas (…).”

Además, el presente Convenio hace mención a las técnicas de adiestramiento, indicando que “No deberá adiestrarse a ningún animal de compañía de tal modo que se perjudique su salud y bienestar (…), o utilizando medios artificiales que provoquen lesiones, dolores, sufrimientos o angustia innecesarios.”

 

La ratificación de este convenio supone un paso más en la protección de los animales de compañía a nivel nacional, y viene a reforzar la actual Ley de Protección Animal vigente en la Comunidad de Madrid.


Información completa en http://www.boe.es BOLETÍN OFICIAL DEL ESTADO Núm. 245 Miércoles 11 de octubre de 2017


 

En lo que respecta a las INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS, el Artículo 10 recoge la prohibición de aquellas intervenciones quirúrgicas “cuyo objeto sea modificar la apariencia de un animal de compañía o conseguir otros fines no curativos”. En concreto se refiere a el corte de la cola, el corte de las orejas, la sección de las cuerdas vocales, y la extirpación de uñas y dientes. Excepcionalmente, se permitirán excepciones “si un veterinario considera necesarias las intervenciones no curativas, bien por razones de medicina veterinaria, o bien en beneficio de un animal determinado” o “para impedir la reproducción.” Queda reflejado en este mismo apartado, además, que estas intervenciones “sólo podrán efectuarse con anestesia y por un veterinario (…).”

En lo que respecta al comercio, cría y custodia con fines comerciales, así como los refugios para animales, en el Capítulo II (art. 8) se especifica que “Toda persona que, en el momento de entrar en vigor el Convenio, se dedique al comercio o a la cría o custodia con fines comerciales de animales de compañía o que tenga en explotación un refugio para animales, deberá declarar tal actividad a la autoridad competente (…)”

También es importante reseñar la limitación de edad para la adquisición de animales de compañía, que queda fijada en los 16 años (salvo consentimiento expreso de los padres o personas que ejerzan la patria potestad).


Ley 4/2016, de 22 de julio, de Protección de los Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid.

El pasado 10 de agosto de 2016, se publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, la LEY 4/2017, DE 22 DE JULIO, DE PROTECCIÓN DE LOS ANIMALES DE COMPAÑÍA DE LA COMUNIDAD DE MADRID.
Dicha, ley, de aplicación en todo el territorio de la Comunidad de Madrid, tiene como objeto regular el régimen de la protección, el bienestar y la tenencia responsable de los animales de compañía de la Comunidad de Madrid.
Su finalidad es "lograr el máximo nivel de protección y bienestar de los animales de compañía, cualesquiera que fueran sus circunstancias o lugar en que se hallen."

A lo largo de sus 36 artículos, en la presente Ley quedan reflejados, entre otros aspectos relativos a la protección de los animales de compañía, las OBLIGACIONES de los propietarios, y las PROHIBICIONES.

Entre los aspectos a destacar de la actual Ley, la prohibición del sacrificio de animales y el maltrato de los mismos.  Describe, también, la obligatoriedad por parte de los propietarios de recoger y limpiar las deyecciones de sus animales, proporcionarles los tratamientos preventivos que fueran declarados obligatorios, "así como cualquier otro tipo de tratamiento veterinario preventivo, paliativo o curativo que sea esencial para matener su buen estado sanitario". Se especifica también la obligatoriedad de identificar a los animales, quedando reflejado en el Artículo 11 aquellos animales objeto de identificación: "Serán obligatoriamente objeto de identificación, mediante microchip, los PERROS, GATOS, HURONES, CONEJOS Y ÉQUIDOS. Las aves serán identificadas mediante anillado desde su nacimineto. Asimismo serán objeto de identificación todos los animales catalogados como potencialmente peligrosos conforme a lo previsto en la normativa vigente en la materia. (...)".

Esta Ley aborda también la cría con fines comerciales, la venta de animales, la recogida y destino de animales extraviados o abandonados, y establece la determinación de Infracciones y Sanciones por el incumplimiento de la normativa.



En el siguiente enlace, podéis acceder al texto completo de la Ley.

https://www.bocm.es/boletin/CM_Orden_BOCM/2016/08/10/BOCM-20160810-2.PDF